Categorías
BÁSICO PRESUPUESTOS Y BANCA

GUÍA RÁPIDA PARA USAR NUESTRA PLANTILLA DE PRESUPUESTO

Nuestra plantilla de presupuesto te permitirá llevar control de tus finanzas de una manera sencilla. 

Esta plantilla es para ti si: 

  • Nunca has hecho un presupuesto por miedo, flojera, o porque llevas “un presupuesto mental” 
  • No tienes idea de lo que gastas al mes porque no llevas ningún control
  • No te gustan o no confías en las apps que te ayudan a organizar tu dinero (como las de los bancos o las de terceros que te piden que conectes tus cuentas de banco y te llevan automáticamente la administración de tus gastos). 

¡Nuestra plantilla de presupuesto está disponible en excel y Google Sheets para que uses la plataforma que más te guste! 

PASOS PARA USAR NUESTRA PLANTILLA

Paso 1: Lee la pestaña de”Guía” 

Como cualquier receta de cocina, es importante que antes de empezar leas todas las instrucciones. En la pestaña de “Guía” encontrarás las diferentes secciones que conforman el documento y notas adicionales. 

Paso 2: Establece tus Objetivos

Antes de hacer un plan, necesitas establecer tus objetivos financieros pues si no tienes bien definido a dónde quieres llegar, ¿Cómo vas a hacer un plan efectivo para llegar a tu meta final? 

La pestaña de “Objetivos” está creada para que definas 1-3 objetivos financieros que quieres lograr en el corto plazo. 

Para definir tus objetivos hay que: 

  1. Definir el objetivo (que sea algo específico, realista y alcanzable)
  2. Cuánto dinero necesitas para lograrlo (debe ser un monto específico)
  3. Fecha límite (para cuándo lo quieres lograr). La estrategia para ahorrar $50,000 pesos en 12 meses, va a ser muy diferente a la estrategia para ahorrar esos mismos $50,000 en 1 mes. 
  4. Actividades específicas para lograrlo. 

Nota: Te dejamos un ejemplo en la tabla “Objetivo 1”, no olvides eliminarlo y llenar esa tabla con tus objetivos. 

Paso 3: Haz tu presupuesto (proyección de tus ingresos y egresos)

Ya que tienes definido tus objetivos, es momento de empezar a hacer un plan de gastos e ingresos. Es decir, es momento de hacer tu presupuesto. Tus proyecciones tienen que ser realistas y acorde a tu situación actual. La mejor manera de hacer tu proyección por primera vez es sacar los estados de cuenta de todas tus cuentas bancarias (puede ser de los últimos 3 meses) e ir identificando tus gastos. 

El presupuesto está diseñado para que vayas apuntando todos los conceptos conforme vas analizando tus estados de cuenta y así hacer el proceso más fácil. En la columna de “categorías” hicimos una lista de las categorías más comunes. Por favor escoge una de esas categorías del menú en cada celda. ¡No escribas nuevas categorías! Después tienes que identificar si este concepto es un gasto o ingreso; si es un gasto fijo o variable. 

Ejemplo: Si en tu estado de cuenta ves que hay $129 de “Netflix” entonces: “Netflix” es tu concepto, “Suscripciones” es la categoría, es un “gasto” y es “fijo” (por que se mantiene constante cada mes). 

Una vez que pongas el monto en un mes específico, los meses subsecuentes cambiarán de acuerdo a ese monto. Ejemplo: Si pones que vas a ingresar “$10,000” por Airbnb en enero, todos los meses siguientes se van auto-rellenar con $10,000. Si en Junio no vas a tener ingresos por Airbnb, entonces tendrás que marcar Junio como $0, y después ajustar los siguientes meses. 

 En la sección de Resumen no tienes que hacer NADA. Es una tabla que te da el resumen de cómo sería tu flujo de efectivo (ingresos – egresos) si cumples tu presupuesto al 100%. Si es positivo quiere decir que tienes flujo de efectivo positivo o superávit (¡muy bien!). Si es negativo quiere decir que tienes un déficit y será necesario que ajustes tus gastos para asegurarte que estos sean menores que tus ingresos. 

Notas: 

  • Te pusimos algunos ejemplos, no olvides borrarlos y escribir tus propios conceptos. 
  • Todos los montos en nuestros ejemplos están en pesos mexicanos. 

Paso 4: Lleva el registro mensual o “Diario de movimientos” para determinar tu flujo de efectivo mensual real.

Una cosa es tener un presupuesto y otra es llevar el control real de todos tus movimientos. Llena la pestaña del mes en el que estás con todas las transacciones reales de ese mes. La pestaña está escrita en forma de “diario de dinero” para que decidas si prefieres ir apuntando lo que gastas cada día, hacerlo cada dos semanas o a final de mes (lo que se te haga más fácil, lo importante es que no olvides hacerlo).  

En la tabla de “Resumen” no tienes que hacer nada. Te mostrará automáticamente el resumen de tu flujo de efectivo al mes conforme vayas llenándolo y qué tan cerca o lejos está del monto que presupuestaste. 

Notas: 

  • Te pusimos algunos ejemplos, no olvides borrarlos antes de llenar la hoja con tus transacciones. 
  • Si quieres empezar a partir de cierto mes, solo oculta las pestañas de los meses anteriores, ¡no las elimines! 

Paso 5: Revisa cómo está tu flujo de efectivo real anual con el de tu presupuesto o proyección

Por último, en la pestaña de “Presupuesto y Flujo Anual” ¡no tienes que hacer absolutamente nada!. Está 100% formulada para que, conforme vayas llenando la pestaña de “Proyección” y las de “Flujos Reales”, esta se vaya actualizando automáticamente. Esta pestaña te dará una imagen de cómo se ven tus flujos reales con los presupuestados cada mes, a lo largo del año. De esta manera, podrás identificar con anticipación la necesidad de hacer ajustes a tu presupuesto para alcanzar tus objetivos o seguir en la misma trayectoria. 

Hay varios tipos de presupuesto, esta plantilla es solo una propuesta. Úsala idéntica o como base para hacer la tuya. Si tienes alguna duda, déjanos un comentario y lo contestaremos lo más pronto posible. 

Categorías
BÁSICO COVID-19

¿Cómo me preparo económicamente para hacer frente a la crisis?

Sea cual sea tu situación, es importantísimo prevenir y prepararse económicamente para cualquier situación. ¿Por qué? Porque la realidad es que nadie sabe cuánto tiempo más va a durar esta crisis y el impacto total que va a tener en nuestra economía. Como éstas, hay muchas otras cosas que no podemos controlar. Pero lo que podemos controlar, es cómo nos preparamos financieramente para amortiguar el impacto de esta crisis en nuestras finanzas personales. 

Escribimos esta guía general de cosas que puedes hacer para preparar tus finanzas personales en esta crisis. Escoge cuáles implementar y cuáles no dependiendo de tu situación y tu facilidad para implementarlas: 

1. Crea, incrementa (o usa) tu fondo de emergencia:

El concepto “Fondo de Emergencia” siempre ha existido, pero últimamente se ha vuelto súper popular y probablemente lo ves en todos lados. No quiero sonar repetitiva y ser una fuente más en donde escuchas este término, pero es importante tocarlo pues es justo para situaciones como estas para lo que existe este fondo.

Antes que nada, ¿qué es un fondo de emergencia? Es una cuenta de ahorro que te ayuda cuando algo inesperado pasa; como por ejemplo una emergencia que no tenías prevista (problema de salud, pérdida de trabajo, etc). El objetivo de este dinero es cubrir lo que no planeas por lo que es importante mantenerlo en una cuenta separada para que no combines el dinero de otros objetivos con éste. 

Lo ideal es tener un fondo cuyo monto cubra de 3 a 6 meses del total de tus gastos. Si ya tienes uno, ¡Excelente! – podrías intentar crecerlo o hacer uso de él en caso que necesites liquidez urgente para hacer frente a ciertos gastos. Si aún no tienes uno, ¡empiézalo ya! Más vale tarde que nunca. Te recomiendo no ponerte 6 meses como objetivo porque tardarás en lograrlo y hay posibilidades de que te desmotives en el camino. Así que ponte un objetivo más fácil de obtener. Como 1 mes de emergencia, luego 3 y así te vas yendo.  

2. Revisa tus finanzas y reajusta tus gastos

¡Lo más importante en momentos como estos es conservar tu liquidez! Por un lado, estar en casa lo facilita porque nos ahorramos esos gastos que generalmente incurrimos en salidas a comer y/o cenar, cafecitos, ir al cine, entre otras actividades. Sin embargo, también estamos mucho más tentadas a meternos a nuestras tiendas favoritas en internet y como ahorita hay muchísimas ofertas, ¿cómo dejar pasar la oportunidad?.

Para reducir tus gastos es importante saber en qué estás gastando cada mes. Te recomiendo sacar tus estados de cuenta de los último 3 meses e identificar tus gastos mensuales tanto fijos como variables. Una vez que sepas eso, será más fácil hacer un plan para reducirlos. 

  1. Tips para reducir gastos fijos
    • La manera más fácil es eliminando o reduciendo algunas de las muchas suscripciones que tenemos actualmente (Netflix, Spotify, YouTube, etc.). Primero identifica cuales estás pagando y pausa o cancela todas aquellas que no utilices tan frecuentemente. Otra opción es mantenerlas pero bajando a la versión gratis – como las que tienen anuncios. ¡Te sorprenderás la cantidad de dinero que pagas en suscripciones!. Hace unos meses, revisando mi estado de cuenta, me di cuenta que pagaba mensualmente 2 suscripciones que ni sabía que tenía. 
    • Llámale a tus proveedores (como los de internet, cable, etc) para negociar precios más bajos. Actualmente hay muchos con ofertas y en muchos casos cuando hablas para cancelar, te dicen que te dan los siguientes meses a menos precio si te quedas. 
    • Reduce tus deudas lo más que puedas. Lo más fácil de reducir el monto de los pagos son aquellas como deudas de estudiante o mover el balance de tus tarjetas de crédito a tarjetas con 0% de interés.
    • Si rentas un departamento, casa, o cualquier local/oficina, intenta hablar con el propietario y explicarle tu situación. Hay algunos que están apoyando reduciendo la renta o extendiendo la fecha de pago. 
  2. Tips para reducir gastos variables
    • Rétate y haz días donde te comprometas a no gastar nada. La manera más fácil, es reducir el número de veces que pides comida a domicilio. Haz el menú y listas de compras de la semana para ahorrar más en el super. 
    • Pospón las compras que tenías planeadas para la casa, viajes, etc, por lo menos hasta que haya más estabilidad. 
    • Enfócate en necesidades más que en gustos… habrá momentos más estables. Evita compras emocionales. Si hay algo que te gusta mucho, déjalo en tu carrito online y dale un periodo de 24-48 horas antes de pagarlo. En una de esas ni te acuerdas que lo querías o se te calma la emoción y tú misma decides que no lo necesitas ahorita. 

Por último, además de recortar gastos, otra manera de preparar tus finanzas personales en esta crisis, es incrementando tus ingresos. Algunas opciones son:

3. Busca fuentes de ingreso alternas

  • Encontrar un proyecto de freelance. 
  • Si lo llegas a necesitar,  puedes vender esa ropa que tienes en tu closet que nunca usas, algunos de tus muebles o rentar tu casa/departamento en airbnb (siempre puedes mudarte con amigos y dividir costos).